Cerveza, divino tesoro

El domingo 31 de octubre, sufrí una abducción por parte de un matrimonio amigo para ir a la Oktoberfest, el famoso evento cervecero en donde se disfruta tantos y tantos litros de esa maravilla de la levadura y el lúpulo. Tras mi primer aterrizaje en tan magno evento etílico, hay algunas cosas que creo que si tiene ganas de ir, podría considerarlas a modo de sugerencias varias antes de ir a saciar la sed a Malloco:

Vestuario: Considere que el evento se desarrolla en un predio campestre, ergo, no vaya con zapatos en exceso “glamorosos”, quedarán empolvados y convertidos en serios candidatos a llegar a la basura. En el caso de las féminas, ni sueñen en utilizar tacos.  Siempre es mejor la aperrada zapatilla o algún calzado cerrado bajo. También lleve un gorro o jockey y un suéter para cuando baja el sol. Nunca está de más.

Accesorios: El bloqueador solar es un obligatorio. El sol ya está poniéndose poco amistoso con el ser humano. Llévelo y aplíquese antes de salir de casa y bastante. Es mejor quedar un poco grasoso al principio que sufrir una insolación mortal después.

Herramienta de Combate: Lleve su propio jarro de schop, y lo ideal es que sea de los con mango. Puede comprar de las cervezas que se venden en la fiesta y “cargarlas” en su schop. Además, le sale más barato y más cómodo que el vaso plástico y al ser con mango y no garza (de los que son largos sin mango), mantendrá la cerveza helada por más tiempo al no entibiarla con la temperatura de su mano (y la del ambiente, que no es poca).

Lleve una botella grande de agua mineral. En serio. No porque sea la fiesta de la cerveza, sólo tomará eso. El calor hace que sea recomendable para hidratarse un poco sin quedar fermentado producto de la temperatura.

El viaje: Para llegar, la ruta sugerida es la de Malloco camino a Talagante. Pero hay otra que también puede ser mejor. Camino Lonquén hasta el camino Loreto (está señalizado para llegar al evento). Tome esa ruta y sale al Camino a Talagante. Doble a la derecha como si volviera a Santiago, unos quinientos metros. Llegóal lugar y sin tacos.

Atención: Si ya está subiéndose a su auto, diríjase ahora a la tienda Hites más cercana a su casa. En esta multitienda hay preventa de entradas para el evento y es absolutamente recomendable llegar allá con los tickets en la mano, (vaya un fuerte tirón de orejas a la organización, por no difundirlo masivamente). Se ahorrará, como mínimo, entre una hora y media y tres horas de larga espera en las boleterías, la que no es precisamente muy grata si además se suma el calor. En el predio, se puede comprar las entradas con efectivo y tarjeta de crédito, pero adentro todo se paga en billetes. De todas formas, hay cajero automático ubicado especialmente para la ocasión al lado de la carpa restaurant.

Cuando ya esté en el lugar, compre una de las guías de descuentos que se ofrecen. Vale mil pesos y tiene bastantes “dos por uno”. Recomendable.

De ahí usted, querid@ lector@, armará el resto de su fiesta. A su salud por ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s